Día 1 – De Bahía Blanca a Villa Iris

Día 1 - De Bahía Blanca a Villa Iris

Así que el domingo 31 de julio me despierto temprano para ultimar los detalles del viaje y preparo un desayuno copioso que me mantenga lleno hasta la tarde. Para calmar la ansiedad y los nervios me tomo un litro de mate antes de salir. Reviso una vez más para asegurarme de que todo esté bien, me despido y doy comienzo a la aventura.

Fue un día soleado y con una brisa a favor que me permitió pedalear rápido. La ruta estuvo tranquila con pocos camiones y autos. A las pocas horas ya me empecé a sentir más cómodo con la bicicleta y los bolsos. Llegué a Villa Iris cerca de las 3 de la tarde y mi papá me estaba esperando. Descargo los bolsos y tomamos unos mates. Por la tarde salí en busca de comida. Esa noche me dormí temprano, satisfecho de que la primera prueba había pasado con éxito.

 

Villa Iris

Villa Iris

¿Dónde dormir?¿Dónde comer?¿Qué hacer?
En Villa Iris me quedé en casa de un familiar pero si alguien pasa por el pueblo
podría ayudar a buscar hospedaje.
Cociné mi propia comida. Por suerte, a pesar de que era domingo por la tarde, encontré una verdulería y algunos almacenes abiertos.
En los alrededores del pueblo hay varios campos y estancias
que ofrecen posibilidades para turismo rural. Sitio del pueblo